DEPORTIVIDAD

Por Eduardo Díaz (Máster Universitario en Psicología de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad Nacional de Educación a Distancia)

Era la final. Había mucho en juego. El que ganara jugaría el campeonato regional. Cuatro días compitiendo en otra ciudad. Mejor que unas vacaciones.

Así que su motivación estaba muy alta. Tenían que ganar. De pronto, un lanzamiento del equipo contrario a portería. El balón parece que bota dentro de la portería y luego sale. Los árbitros confundidos, no lo han visto bien.

Pero él si lo había visto bien. El balón había entrado, él lo había visto claramente, pero lo negó. Siguió la jugada indicando que no había sido gol e incluso increpó a los jugadores contrarios por reclamar el gol.

Fortaleza de carácter

No es fácil ser deportivo cuando el premio es grande. Cuando uno juega por diversión no hay problema por asumir los goles del equipo contrario.

Pero cuando el premio es importante o cuando nos jugamos mucho, la cosa cambia. No es tan fácil. Requiere de una gran fortaleza de carácter.

Es posible que pienses que para conseguir el éxito en la vida la deportividad no ayuda mucho. De hecho, puede ser mejor lo contrario. No tener valores morales a fin de ganar.

Pero el verdadero éxito no se consigue solo de resultados materiales. El éxito conseguido vendiendo el alma es un falso éxito.

El verdadero éxito

El éxito verdadero es aquel que es fruto de nuestro propio esfuerzo y trabajo. No del engaño y de la trampa.

El verdadero éxito es sentirse en paz uno mismo actuando de forma correcta. Adquirir un carácter fuerte que valore más el desarrollo moral que los premios materiales.

Y la competición, bien organizada y dirigida, da una extraordinaria oportunidad a los/as jóvenes para desarrollarlo. Porque es fácil ser moralmente buenos cuando las cosas van bien o no hay premio.

Pero exige un esfuerzo de carácter cuando las cosas van mal o el premio es muy elevado.

Mantener la victoria en perspectiva

Ganar es muy importante en el deporte. Pero más importante es mantener la victoria en perspectiva. ¿Qué significa esto?

Qué es realmente el proceso de esforzarse por vencer lo que enriquece a los/as niños/as. Tanto en su desarrollo físico como en el desarrollo del compromiso y los valores morales.

¿Seremos capaces de mantener la victoria en perspectiva durante la tensión del encuentro, no sólo cuando vamos ganando sino también cuando vamos perdiendo, no solo cuando la recompensa tenga muy poco valor sino también cuando el premio de la victoria sea grande?

Un reto que lleva grandes beneficios

Se dice que el poder corrompe. Personalmente pienso que las tentaciones son muchas más grandes. Grandes empresarios y políticos corruptos fueron muy nobles en sus inicios, por eso escalaron.

Pero cuando el premio por el engaño y la mentira es alto, el reto de ser moralmente rectos se hace inmenso. ¿Alguien o algo nos ha ayudado a fortalecer nuestro carácter para ser capaces de superar este reto?

El deporte bien dirigido lo hace. Ayuda a los/as niños/as a desarrollar compromiso para conseguir éxito. Y los/as ayuda para desarrollar el verdadero éxito. El que es resultado de la fortaleza del carácter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *